Viaje a las Islas Falklands, Georgias del Sur y Península Antártica

Las montañas blancas flanquean el famoso Canal de Beagle, que conecta el Océano Pacífico con el Atlántico. Albatros, petreles y pardelas siguen la estela del barco. Al viajar a las Islas Malvinas (las Islas Falklands), vivirás una experiencia natural única. La fauna sigue siendo desconocida y vasta: toninas overas, delfines australes, cormoranes imperiales, pingüinos magallánicos, Rey, Papúa y de penacho amarillo.

Puerto Stanley (también conocido como Puerto Argentino) es el mayor poblado del viaje, y sólo cuenta con 2.000 habitantes. El estilo es victoriano: bares con acento inglés, casas coloridas y jardines cuidados. Pronto la excursión a Islas Malvinas retoma el océano y las islas vírgenes. La temperatura desciende y la fauna se multiplica.

En Georgias del Sur habitan los pingüinos Emperador y las 3 colonias más numerosas de pingüinos Rey. Serás testigo de cómo elefantes marinos alzan el pecho desafiantes, atentos a que ningún otro macho les dispute su harén. Pelean a diente y colmillo mientras se lleva a cabo la temporada reproductiva más importante. Conocerás una estación ballenera abandonada donde los animales recorren las calles.

Al proseguir el viaje a las Islas Orcadas del Sur, los glaciares se alzan como montañas. ¿Te gustaría caminar sobre ellos? Con Viajas.com tenemos la mayor variedad de viajes a Antártida y más de 20 años de experiencia en el sector turístico. Priorizamos el desembarco y las actividades en tierra, como escalada, kayak y caminatas en hielo sobre raquetas. Contacta con nosotros si quieres visitar Malvinas o hacer otra excursión por Antártida.

En este caso, el viaje es a bordo del crucero Ortelius o del Plancius, dos buques de categoría, cómodos, elegantes y resistentes. Tienen capacidad para una tripulación de 52 y 45 pasajeros respectivamente, lo que facilita el desembarco en zodiacs (botes de goma) hasta las islas.

Te espera una aventura extrema pero accesible. ¿Estás a la altura? Los picos nevados de más de 4.000 metros, los mares agitados y el viento, sacan de uno tal fuerza interior, que la vuelta a casa viene acompañada de renovación y frescura.

Presta atención al itinerario y a los detalles del viaje. ¡Te llevaremos por los rincones más fantásticos e inexplorados del planeta!

Comparte: